fbpx

Minga submarina: ¿Cómo están nuestros océanos?

Si pensamos que en las calles o playas hay mucha basura, es porque no nos hemos imaginado cómo están los océanos. 

Nuestro planeta consta de más del 70% de agua, entonces si pensamos más a fondo ¿podemos creer que toda la basura que alguna vez hemos tirado a la calle o hemos dejado en la playa, queda ahí?

NO, la basura llega a los océanos. Y en una ciudad costera la rapidez en la que esta basura llega a la playa y océanos es mucho más veloz, dandonos ese pequeño pensamiento de que nuestra basura ya fue recogida, mientras que se fue a acumular a las toneladas de residuos que existen en los océanos, aumentando la huella de contaminación que no se sabe cuantos años más podría soportar nuestro planeta, además de toda la fauna marina que estos residuos mata a su paso.

  

El sábado 26 de febrero, en conjunto a la minga simultánea que vivieron las playas de Manta, también se realizó una minga submarina en el mar de San Mateo, en la que 14 buzos voluntarios de Ocean Freaks y RACSE lograron sacar de los océanos más de 175 kg de basura.

Durante la jornada se encontró mayor cantidad de mallas y cabos que habían estado años debajo de la superficie, además no pudieron faltar latas y plásticos, que aproximadamente tienen un tiempo de descomposición de siglos fuera del agua, ahora recordando que dentro del mar estos residuos aproximadamente duplican su tiempo para degradarse.

En el caso de los plásticos al momento de desintegrarse, se van convirtiendo en pequeños residuos llamados Nurdles o lágrimas de sirena, que dañan altamente a la fauna marina, ya que estos lo confunden con alimento y al momento de ingerirlos están sintiendo una falsa llenura, que termina matándolos de hambre.

Te puede interesar  Se mantiene el mensaje de limpieza en playa El Murciélago

Junto a la recolección de desechos se encontraron muchas especies marinas pequeñas, como estrellas de mar, pepinos de mar, cangrejos ermitaños, entre otros, lo cuales se encontraban enredados a mallas, cabos y redes fantasma, que se les realizó la logística conveniente para liberarlos y regresarlos a su hábitat. 

Cuando botamos basura estamos destruyendo especies marinas, estamos destruyendo ecosistemas que simplemente con llevarnos nuestra basura, con mantener las playas limpias, haciendo un turismo responsable podemos evitar todo esto.

Dominique Segura – Coordinadora de RACSE

Los voluntarios pidieron a las empresas, pescadores y turistas que tengan más conciencia y compromiso con el medio ambiente. Todos podemos hacer un cambio positivo para el planeta, cada uno de nosotros podemos hacer un gran cambio utilizando menos plástico o con solo botando nuestra basura en los tachos de nuestros domicilios donde nos aseguraremos que tendrán una buena recolección y próximamente descomposición.

Pescadores, cuando sus mallas no sirvan más o sus redes ya no vayan a ser utilizadas por favor no las corten y lancen al mar. Las redes fantasmas es lo que más causa daños a las especies marinas.

Dominique segura – coordinadora de racse

También conversamos con Santiago Hidalgo, buzo voluntario de Ocean Freaks, quien nos contagió su frustración ya que pudo observar una pequeña parte de toda la basura que está en los océanos. A pesar de su ayuda y labor; les causa un trago amargo saber que la falta de recursos y personal no permite sacar todo lo que logran hallar debajo del mar, saber que queda muchísimo trabajo por recorrer y que si las personas no hacen un cambio a su irresponsabilidad ambiental el trabajo que ellos realizan es mal recompensado lo llena de frustración.

Recuerda que el pequeño acto que creemos que no ayudará, si lo hace. Únete al cambio positivo #LlévateTuBasura y difunde el mensaje. En todas nuestras redes sociales nos encuentras como @ecoplayas, síguenos y entérate de todas las actividades que puedes ser parte.