fbpx

¡Los globos no van al cielo, van al mar!

Soltar globos de deseos se ha vuelto una tradición muy frecuente para año nuevo, muy romántico para celebrar una boda o muy divertida para un cumpleaños. Pero, has pensado ¿Dónde van a parar? Esa es la pregunta que debemos hacernos.

Los globos terminan en la tierra o llegan al mar con consecuencias nocivas, desafortunadamente para el suelo, el agua y para todo tipo de animales. En especial, la fauna marina ya que el viento en gran mayoría lleva a los globos al océano, incluyendo los globos de helio, metálicos o los globos de deseos.

Es necesario saber que detrás de una supuesta belleza en soltar globos, hay una triste realidad para los animales y el medio ambiente en general. La fauna marina son los más susceptibles de sofocar y morir a causa de este material. Aunque parezcan inofensivos la verdad es que los globos de fiesta están matando a los animales.

Una pieza dura de plástico tiene que tener una forma y un tamaño absolutamente incorrectos para bloquear una región en el intestino de las aves, mientras que los artículos de goma blanda se pueden torcer para atascarse.

Lauren Roman – Científica marina de la Universidad de Tasmania

Según el artículo de Roman, explica que las aves confunden los globos con mariscos y la fauna marina los confunden con peces, por lo que es muy usual que los animales mueran por asfixia por este material, sea completo o por pequeños residuos. A pesar de que algunos fabricantes aseguran que cuando los globos estallan, se reducen en pequeños fragmentos inofensivos para el medio ambiente y para los animales, pero en realidad no es así. Los globos son residuos muy peligrosos.

Te puede interesar  Brigadistas ambientales junto a Ecoplayas en casa abierta

Es por esto que tenemos la iniciativa de este año en vez de utilizar globos de deseo, quemar monigotes o usar pirotecnia que destruyen a nuestro planeta, los invitamos a sembrar un árbol o una planta justo al empezar este nuevo año; así le haremos un bien al ecosistema y además podremos ver todo su proceso en el transcurso del año.

Esta iniciativa nos recordará le responsabilidad que tenemos con el medio ambiente. Regarla y cuidarla te hará sentir que tienes un ser vivo que depende de ti y te ayuda con la responsabilidad ambiental que todos debemos tener en cuanta al momento de organizar un evento, o realizar cualquier acto por más mínimo que lo veamos, como lo es botar la basura en el suelo.

Este año continuamos con nuestro compromiso de cuidar las playas a través de nuestra campaña educacional #LlévateTuBasura buscando la responsabilidad personal de los turistas con el fin de que guarden sus desechos y los boten en sus domicilios.

A partir de esto levamos una línea base, la cual, comparamos los resultados que obtenemos en cada minga bimestral que realizamos junto al apoyo de Mingas Por el Mar, apoyados también de charlas educativas semanales por los voluntarios del Grupo Juvenil Pensamiento Positivo, lo cual nos permitió evaluar el impacto real de la campaña en la que los cambios son positivos. Descubre los números que reducimos de basura en el artículo completo.

Si ves personas que no cuidan nuestras playas o su fauna marina recuerda la importancia de compartir el mensaje. Difúndelo en tus redes sociales mencionándonos @ecoplayas. Todos somos un mismo mensaje #LlévateTuBasura.