fbpx

Durante el mes de febrero de este año, Ecuador celebró el carnaval con su tradicional despliegue de conciertos, eventos y actividades en las playas de la costa. Estas festividades atraen a muchos turistas que visitan las hermosas playas del Ecuador, para disfrutar del carnaval de la mejor manera.

Sin embargo, nos preguntamos ¿cómo afecta esto a nuestro ecosistema marino?

En la playa el Murciélago en Manta, durante los días de carnaval se realizaron varios conciertos que fueron del agrado de muchas personas, pero también tuvo su lado oscuro ya que después de cada actividad se podían evidenciar grandes cantidades de basura dejadas por los usuarios que visitaron las playas, incluyendo latas de espuma de carnaval, botellas, vasos y otros desperdicios.

Para combatir esta situación,la alcaldía de Manta después de cada evento en horas de la madrugada con la ayuda de los obreros de la Dirección Municipal de Higiene se encargó de recolectar los desperdicios olvidados por los usuarios, pero esta no debería ser la única solución. Es importante tener en cuenta que las mingas son actividades de remediación y no son la respuesta a un problema que podemos prevenir si todos asumimos la responsabilidad de manejar adecuadamente nuestros residuos.  

Por otra parte Salinas, en Santa Elena, se convirtió en un caos total. Los informes indican que cientos de turistas se congregaron en una de las principales avenidas del Malecón de este balneario, formando dos grupos que bloquearon la vía con el uso de espuma, huevos, harina y agua. Esta situación impidió que los vehículos pudieran transitar con normalidad y generó un desorden generalizado en la zona. La situación en Salinas cada año en carnaval es alarmante y debe ser abordada de manera urgente por las autoridades locales para garantizar la seguridad de los ciudadanos y turistas que visitan la zona. Es evidente que las politicas populistas traen desorden y desmanes en los espacios publicos.

Te puede interesar  Limpieza de la Playa el murciélago por el Destino Azul

Es importante recordar que la educación es la clave para proteger y mantener nuestras playas limpias. Es fundamental incluir programas educativos permanentes como #LlévateTuBasura, que busca concientizar a las personas sobre la cantidad de residuos que dejan en las playas y fomentar la responsabilidad individual.

Un ejemplo de su éxito fue visto en la playa Punta La Barca en Santa Marianita en Manta, la cual se escogió como plan piloto del programa #LlévateTuBasura, se pudo presenciar que la playa durante los días de carnaval permaneció limpia, demostrando una vez más que el programa está funcionando. 

Para obtener estos buenos resultados, se realizan charlas y actividades en unidades educativas y en la playa con el fin de sensibilizar sobre el impacto que nuestras acciones pueden tener en el medio ambiente.

La dinámica es simple: de la misma manera que te llevas tus pertenencias al terminar tu estancia en la playa, te tienes que llevar tu basura.

Sin embargo, es fundamental que los municipios ejerzan un control adecuado en el ordenamiento y uso del suelo en las playas para preservar el ambiente costero. Entender que estos entornos naturales son muy frágiles y deben ser aprovechados sosteniblemente es vital. Evitar políticas populistas, zonificar, reducir la cantidad de permisos otorgados para evitar los asentamientos de carpas, entre otras regulaciones son necesarias para contribuir a minimizar la huella ambiental y promover prácticas más sostenibles en las actividades turísticas en la costa. De esta manera, se puede garantizar la conservación del ecosistema marino y la protección de las playas como un recurso natural valioso para las comunidades locales y los visitantes.

Recuerda: #TuBasuraTuResponsabilidad. Cuando vayas a la playa, #LlévateTuBasura.

Síguenos en todas nuestras redes sociales @ecoplayas.