Día mundial del reciclaje, ¿quién tiene la culpa de los desechos?

reciclaje1.jpgEl 17 de mayo está señalado en el calendario como el día mundial del reciclaje, una fecha pensada para hacer conciencia en todos los habitantes del planeta sobre la situación del medio ambiente y la contaminación y sobretodo en la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden.

Es justamente esa la idea que en Ecoplayas queremos hacerte saber con el trabajo que realizamos semanalmente en la playa El Murciélago de Manta, el problema de los desechos a más de la gran cantidad que hay es el como se los maneja  a la hora de deshacernos de ellos, si bien se ha reducido la manía de arrojar los desperdicios en la calle, ahora lo que se hace es “votar la basura”, toda revuelta.

En el tema de los residuos y la basura, podemos decir que en la actualidad los habitantes de todo el planeta generamos cada vez más cantidad de desperdicios, y buscar la manera correcta para deshacerse de todos los desechos es un problema ya que si se queman, contaminan el aire; si se entierran, contaminan el suelo; si llegan a ríos, mares y lagos, contaminan el agua, la pregunta de cajón es….¿qué hacemos con esto?.

Todos dejamos una huella en el planeta, y depende de nosotros reducir ese impacto negativo, y  ser parte de la solución, que resulta ser algo sumamente sencillo, las 3R, RECICLA-REUSA-REDUCE,  poniendo en práctica estas tres palabritas podremos aportar al cuidado del medio ambiente.estaciones-reciclaje2.jpg

Pero previo a esto, adoptar la cultura de clasificar los desechos sólidos es la mejor manera de lograr reducir el imparto ambiental, y es muy simple. Siempre deben haber dos estaciones recolectoras una verde y una negra, en la verde se deben depositar todos los desperdicios orgánicos, estos son lo de cocina, frutas, legumbres etc., es decir todo lo que pueda descomponerse o podrirse.

Te puede interesar  Cada cosa tiene su espacio, deposita los desechos en su lugar

En el recolector negro se depositarán los inorgánicos como las envolturas plásticas, fundas, papeles, botella de plástico y vidrio, de este manera inclusive aportamos  a la agricultura, ya que todo lo que es desperdicios orgánicos se convertirían en abono y no tendrían el veneno químico de lo inorgánico. Mientras que los inorgánicos serían reciclados y otros dado de baja pero con el debido manejo ambiental.

Así pues vemos que el tema de cuidar el medio ambiente no se trata de buscar culpables culpables en otras partes, que si las potencias económicas, que si las industrias, o inclusive decir que el que ensucia es el vecino de al lado, sino de hacer un mea culpa y aceptar que también somos responsables, aplicando normas sencillas.

REDUCE (la cantidad de artículos innecesarios, bolsas plásticas, cajas, etc.)

REUSA (productos que aún pueden ser de utilidad todas las veces que puedas)

RECICLA (para evitar más contaminación)

Si modificamos nuestros hábitos, tanto los de consumo como los de disposición de desechos, podremos empezar a marcar una diferencia en nuestro entorno inmediato, podemos motivar a otros a hacer lo mismo y lograr mayores y mejores resultados.